The Reiki Digest is a free publication - You can help keep it that way (and enjoy great discounts) by patronizing our carefully selected advertisers! Thanks for your support!

Heal Your Life 468x60


Thursday, September 23, 2010

La Embajadora de Reiki En Medicina

Por: Janet Dagley Dagley, Editor, The Reiki Digest.

Simposio Integrado de Salud, New York, City, 2009.

En una sala de conferencias de hotel oscurecida y totalmente llena de médicos, enfermeras, quiroprácticos, nutricionistas, psicólogos y otros profesionales de salud, una mujer se para cerca de una pantalla de proyector hablando rápido, lanzando fuego polisilábico: intervención, terapéuticamente, protocolo, anticipación de ansiedad, parasimpático, pasando con cada “click” por su presentación. Algunos tratan de seguirla, tomando apuntes frenéticamente para mantener el caudal de información. La sala está quieta: no hay conversación, ni siquiera una errante llamada de celular.

Yo he visto antes a esta presentadora, pero no como esta vez. La he visto dar presentaciones mucho menos técnicas a los practicantes de Reiki sobre por qué necesitan conocer el trabajo del ambiente médico. Ahora, este es un ambiente médico profesional, y aunque ella no sea un profesional médico, lo maneja perfectamente, usando el formato, el lenguaje, las herramientas de presentación, los estándares, incluso la calma y la cadencia de la cultura médica cuando habla de su campo de experiencia: el REIKI. Y ella tiene la atención de todos los que están en la sala. De hecho, ya obtuvo esta atención cuando ella y algunos de sus estudiantes le ofrecieron a cada participante una demostración de 30 segundos de Reiki con imposición de manos para comenzar su presentación. Después de esta pequeña oportunidad para descubrir cómo se siente el Reiki, se le pregunta a los participantes como sienten ellos el Reiki:

Relajación profunda.

Apertura.�

Ondas de energía.

Mi dolor de cabeza desapareció.

Esta es Pamela Miles, Maestra de Reiki, Embajadora de Reiki en Medicina.

Esto no es lo que ella iba a ser, ni cuando era una mujer joven intrigada con yoga y meditación, cuando era una mujer joven viviendo y estudiando en India, o al recibir su primer tratamiento de Reiki para ayudarle con las nauseas y malestares de embarazo en 1986. Sin embargo, quedó conectada con Reiki desde ese momento, comenzando casi inmediatamente su entrenamiento para posteriormente transformarse en una Maestra de Reiki. La conexión médica vino poco tiempo después. Había una nueva enfermedad ocupando los titulares, considerada como una sentencia de muerte porque hasta ese momento, nadie había sobrevivido. A las personas que la sufrían se les llamaba víctimas de SIDA, y mucha gente sentía temor de tocarlos e incluso de ocupar una misma habitación con ellos, ya que el pánico estaba en el aire y ciertamente no se sabía cómo se trasmitía el virus. Como la medicina tradicional le ofrecía muy pocas esperanzas a las víctimas, muchas de ellas buscaron terapias alternativas.

La organización Gay Men´s Health Crisis (GHMC) de Nueva York, que se abrió en respuesta a la epidemia, le pidió a Miles un programa con Reiki. No solo llegó a esos enfermos con SIDA para ofrecerles los beneficios de Reiki sino que les enseñó la práctica de Reiki para que la realizaran ellos mismos aunque algunos estudiantes “estaban tan enfermos que prácticamente estaban dormidos durante toda la clase. Pero estaban capacitados para ofrecerse Reiki a si mismos.” Así lo contó en el Simposio.

Y después lanzó una bomba: “No tengo credenciales médicas. Lo repitió, como para estar segura: No tengo credenciales médicas. Pero muchos doctores que estaban haciendo tratamientos médicos de VIH vieron que sus pacientes estaban mejorando más de lo que ellos esperaban, que se mantuvieron diciendo Reiki, Reiki, Reiki, Pamela Miles, GMHC. Y desde esta conexión, Beth Israel comenzó su programa de terapias complementarias con pacientes ambulatorios de SIDA, se me pidió mi participación.”�

Desde entonces, sin credenciales médicas, Miles ha dado Reiki en quirófano con el Dr. Mehmet Oz y otros, incluso durante trasplantes de corazón, y ha publicado numerosos artículos sobre Reiki en revistas científicas. Escribió el único libro de Reiki publicado por una importante editora de USA, y es llamada una y otra vez para presentarse y participar en audiencias médicas incluso en el Instituto Nacional de Salud. No tan solo ha llevado el Reiki a muchísimos profesionales de la salud, sino que le ha enseñado a los practicantes de Reiki de todos los linajes, como comunicarse con los profesionales médicos y trabajar con ellos.

Muchos consideran que debe ser acompañado por una credencial médica, Miles sabe más. Ella puede trabajar codo a codo con los profesionales de la salud, incluso hablar su propio idioma, pero ella no se presenta como uno de ellos. Y aclara que aunque Reiki pueda practicarse en espacios médicos, Reiki no es medicina. Reiki es una práctica espiritual o vibracional de sanación, es lo que dice en su presentación. Y en seguida señala:� No estoy hablando de religión. La religión involucra un dogma, un sistema de creencias. Reiki no.� Y explica que una práctica de sanación es un proceso continuo. A menudo le digo a mis estudiantes que no es suficiente tener un estilo de vida sano. Necesitamos un estilo de vida de curación. Nosotros tenemos que encontrar, crear momentos de sanación en nuestro día a día.�

Interesante la noción de crear y encontrar momentos de sanación en el día a día. Sarah Nowlin una enfermera que asistió a la presentación de Miles y se anotó para recibir entrenamiento de Reiki opinó que como dice Pamela, el cuidado del paciente comienza con el cuidado del que lo atiende. “Después de la presentación de Pamela, me sentí segura acerca de los efectos poderosos de Reiki. Con solo 30 segundos de tratamiento Reiki dado a los miembros del público y la presencia tranquila y al mismo tiempo apasionada de Pamela, me sentí inspirada para tomar la clase de Primer Nivel. Estoy haciendo mi parte y practico Reiki todos los días para aumentar mis habilidades,” dijo Nowlin, “Eventualmente espero usar Reiki como una terapia coadyuvante en mis pacientes.”

“Puedo decir, honestamente, que con cada colega que hablo acerca de Reiki, está tan emocionado como yo,” dice Nowlin. “No obstante, todavía hay un poco de conocimiento falso flotando alrededor de donde y cuando comenzó el Reiki y lo que es ahora. Me gustaría ver más practicantes integrando el uso de Reiki en atencion primaria y en cuidados intensivos. Las comunidades de médicos y enfermeras están conscientes de los efectos sanadores de Reiki, pero con las comunidades de cuidado de la salud enfocadas en prácticas basadas en la evidencia, se necesita más investigación para que Reiki sea incorporado a la práctica.”

Miles sabe que clase de evidencia necesita la medicina para darle al Reiki una legitimidad científica, pero también sabe que necesitamos volver a examinar las normas para la prueba. “La prueba controlada aleatoria no es apropiada para la clase de acciones complejas y de multinivel de la medicina alternativa y complementaria” dijo en su presentación. “Un enfoque de sistemas se ajusta mejor a la investigación: Demos Reiki a un grupo personas que hayan tenido cierta cirugía y no demos Reiki a otro grupo equiparable de pacientes y veamos…¿Quién sale primero del hospital? ¿Quién toma menos medicación? etc. El reto en la investigación de Reiki en particular es que no tenemos evidencias científicas de que Reiki existe! Así que si comenzamos a pensar de esta forma no iremos muy lejos.”

El Dr. James Dillard, médico, quiropráctico, acupunturista y practicante de Reiki, especializado en dolor crónico, estudió Reiki con Miles y fue su presentador en el simposio.

“Si alguien me dice, como practicante de Reiki, Usted cree en esto? Le digo que no estoy seguro,”� dice Dillard. “Yo lo uso. Lo practico. Parece que mis pacientes se sienten mejor. Creo en esto en la forma en que alguien tiene una creencia religiosa? No, yo no.”

Dillard dice que “si tengo a alguien con mucho dolor y ansiedad, Reiki es una herramienta inestimable, porque no solo permite que me mantenga calmado, tranquilo en presencia de un problema tan fuerte- con una persona totalmente estresada – sino que le permite a la persona que se mantenga calmada, tranquila.”� Miles hizo una lista de cantidad de situaciones en las cuales Reiki puede ser de gran ayuda, haciendo notar- con gran cuidado- que no está citando estudios sino que parte de su propia experiencia.

“El mecanismo de acción de Reiki todavía es desconocido,” dice Miles. “La ciencia no sabe cómo trabaja el Reiki. Recuerden que la aspirina se usó durante 70 años sin que la ciencia comprendiera su mecanismo de acción. Yo pienso en Reiki como la cura latente. Y hay investigaciones documentadas en tratamientos de Reiki que parecen llevar suavemente al sistema a un balance. Un efecto secundario de ese balance es la reducción del stress. Hace 100 años a la gente la enviaban a las montañas. Aire fresco, quizás agua corriente. Ellos descansaban. En nuestros días, si fuésemos enviados a las montañas, y no hubiese allí un casino, probablemente nos estresaríamos más. Correcto? Porque no sabemos cómo descansar. Perdimos la capacidad de cambiar de nuevo al control del sistema nervioso parasimpático. Así que propongo, y es una teoría de mis observaciones clínicas, que Reiki acondiciona el cuerpo para cambiar al control del sistema nervioso parasimpático a través de la estimulación del nervio vago. Y de esta manera el cuerpo restablece sus propios mecanismos de regulación.”

Miles y Dillard coinciden en que se necesita mucha más investigación y dan algunas sugerencias de cómo debe hacerse: “Incluyan un Maestro de Reiki experimentado en todas las fases de la investigación, desde el diseño hasta la interpretación,” dice Miles. Tiene la esperanza de que los investigadores estudien Reiki como Richard Davidson en el Madison está estudiando meditación.�

Miles ha dado Reiki a muchos clientes con diferentes situaciones de salud, pero deja claro que un practicante de Reiki no trata a la enfermedad en sí. Cuando la gente me llama y dice:� “Ha tratado usted cáncer antes? Qué cree usted que le respondo? No. Yo no trato el cáncer. Reiki no trata el cáncer. Reiki balancea a la gente, y eso puede ayudar a sus cuerpos a dirigir cualquier síntoma o condición, o apoyar cualquiera aproximación a la curación.”

*Mi sincero agradecimiento a América Zamora, Reiki Master, y Paula Llavallol por la tradución y edición de este artículo.

The original article, Reiki's ambassador to medicine, appeared in the April 2, 2009 edition of The Reiki Digest. Special thanks to Pamela Miles who gave us permission to republish this Spanish version that was featured on her Reiki Central blog.











0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home